La decoración de tu casa con objetos reciclados, más conocida como decoración vintage, es una de las formas más eficientes de darle una nueva vida a tu hogar y una segunda oportunidad a objetos aparentemente con destino a la basura. La técnica del reciclaje se ha extendido a todos los ámbitos de nuestra vida, una tendencia hacia la sostenibilidad y la conciencia sobre el cuidado del medio ambiente. A continuación, te damos algunas ideas para decorar tu casa con materiales reciclados.

Mil ideas con la madera

La madera es muy resistente y económica y podrá usarse tanto para la decoración del interior y exterior del hogar. La madera te puede dar mil posibilidades para la decoración de tu hogar. Los palets cada vez son más utilizados para dar vida a diversos mobiliarios desde sofás, mesas, estanterías, escritorios o maceteros. Es importante tratar la madera para evitar el ataque de insectos o, si vamos a colocarlo en el exterior, deberemos aplicar algún tipo de pintura o barniz que lo proteja, tanto de los agentes externos como del propio deterioro y oscurecimiento de la madera.

Además de los palets, las clásicas cajas de madera de frutas y verduras son una buena opción para reutilizar como estanterías, botellero o mesita auxiliar para tu salón o para cualquier habitación de casa. Líjala bien, píntala de tu color favorito o fórrala de papel decorativo. ¡Quedará genial!

Lámparas con tarros de cristal

Las botellas o tarros de vidrio pueden darnos muchísimas ideas para la decoración de nuestro hogar. Desde lapiceros, maceteros, objetos de decoración o incluso lámparas. No tires estos tarros o cristales e ilumina un espacio al más puro estilo vintage. Una cascada de tarros colgados del techo con una bombilla en su interior quedará muy original, aunque también podrás disponerlos de la forma que más te guste.

Si lo prefieres, ayúdate de hilos de algodón grueso de los colores que más te gusten y cola transparente. Extiende la cola por todo el tarro y rodéalo con el hilo. Combina colores o hazlo de un solo color. Una forma original de crear un lapicero para el cuarto de los niños. Necesitarás imaginación y creatividad, nada más.

Otra opción con este tipo de material es reutilizarlo como objeto decorativo del baño o de tu cocina. Límpialo bien y llénalo de piedras (puedes incluso pintarlas de colores), conchas, hojas secas o sales de colores. Dará un toque muy original a tu baño o incluso la cocina.

Tu vieja escalera también puede decorar

Las antiguas escaleras de mano eran principalmente de madera y casi no se usan en la actualidad. Sácale partido. Líjala bien, extiende algún tratamiento para posibles termitas y píntalas de colores. ¡Perfectas en cualquier habitación de la casa! Puedes reutilizarlo como toallero o estanterías. Si tienes una de estas escaleras pequeñas con uno o dos peldaños, también podrás darle una nueva vida como mesita auxiliar en tu habitación o salón. Píntala y decórala a tu gusto.

Patchwork: el arte de unir trozos de telas

El arte de unir distintos trozos de telas de ropa vieja y que ya no usas es una buena opción para dar vida a cojines, colchas o incluso cortinas. Este arte, muy extendido en la actualidad, es conocido como Patchwork y permite crear nuevas piezas de tela con retales de otros tejidos. Guarda tus viejas cortinas, camisas, pantalones,… ¡Cualquier tela servirá! Recórtalas en cuadros, triángulos o tiras alargadas y mucha maña en la costura.

Como ves, el mundo del reciclaje es una de las actividades cotidianas más sencillas y gratificantes que podemos llevar a cabo en familia, incluso los más pequeños de la casa. Un ejemplo de responsabilidad social y cuidado del medio ambiente que nos va a permitir, además, dar una nueva vida a objetos aparentemente considerados como desechables. ¿Lo practicas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentar