El cambio climático es un hecho, algo que está poniendo en riesgo el planeta, la calidad del aire, aumento del nivel del mar, fenómenos atmosféricos extremos, deforestación e incluso desaparición de especies. Pero, ¿qué hábitos de vida podemos poner en marcha para combatir el calentamiento global de manera local? A continuación te damos 5 pequeñas acciones que puedes hacer para conseguir grandes cambios por la sostenibilidad y eficiencia del planeta.

1. Practica las tres “R” de la sostenibilidad. Reduce el consumo excesivo de alimentos de la manera más eficiente para evitar el derroche; Reutiliza todos los elementos posibles para que vuelvan a tener un nuevo uso, aprovecha los mercados de segunda mano y da otra oportunidad a aquello que ya no usas o hacerte con algo que necesitas y que otra persona ha desechado. Una forma sencilla de ahorro económico y conseguir a su vez reducir el consumo. Finalmente, Recicla envases, plásticos, papel o residuos orgánicos, entre otros. Con estas tres acciones, en casa puedes llegar a ahorrar anualmente casi una tonelada de CO2.

2. Pásate a la eficiencia de los vehículos eléctricos. Además de fomentar el transporte público o el uso de bicicletas o andar en pro del medio ambiente, marcas como Volkswagen nos preocupamos cada vez más por la eficiencia energética. El coche eléctrico no necesita combustible para funcionar, ya que convierte la electricidad que consume en energía gracias a su motor. Este tipo de vehículos respetan la calidad del aire y no emiten gases nocivos, uno de los principales problemas de la contaminación actual del medio ambiente.

3. Cambia tus bombillas tradicionales por las de bajo consumo. Sustituye en casa las bombillas tradicionales por las bombillas LED o de bajo consumo. Con ello puedes llegar a ahorrar hasta un 60% el consumo de electricidad en casa. Cierto es que este tipo de bombillas son más caras en el mercado pero a largo plaza el ahorro energético y económico es evidente. La Comisión Europea asegura que una sola bombilla puede reducir hasta 60€ los gastos mensuales de electricidad en casa.

4. Uso eficiente de los electrodomésticos. Además de evitar el stand-by de los aparatos eléctricos de casa como la televisión, pueden suponer hasta el 40% del gasto mensual de luz. Lo mismo ocurre con los electrodomésticos, cuyo uso también debe hacerse de forma eficiente. Usa la lavadora y el lavavajillas sólo cuando estén llenos, evitando los programas largos o de elevada temperatura, además, evita poner ambos electrodomésticos a la vez, ya que la factura puede elevarse hasta en un 60% más. Otra costumbre que muchos tienen es dejar el cargador del móvil enchufado todo el día sin tenerlo en carga, acción que hará que el consumo siga corriendo aún sin darle uso.

5. Planta un árbol y cuida los bosques. Evita poner los campos en riesgo de incendio al arrojar basura o hacer barbacoas. Aprovecha las zonas creadas con fines de acampada para pasar un magnífico día en contacto con la naturaleza, pero recoge la basura y no dejes nada. Si tienes ocasión, planta un árbol. Un sólo árbol, durante toda su vida, absorberá hasta una tonelada de dióxido de carbono, favoreciendo la calidad del aire.

Como ves, estas acciones pueden suponer un gran cambio en pro del medio ambiente, pero hay muchas más que puedes practicar en casa para evitar el cambio climático como reducir el consumo de agua, comer alimentos biológicos y de temporada, evitando los productos procesados, o ajustar el termostato de la climatización de tu hogar, entre otros muchos. Y tú, ¿qué tipo de acciones sueles llevar en casa? Haz pequeñas acciones para lograr grandes cambios. Compártelos con familia, amigos y vecinos para crear una consciencia sostenible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentar