Unos pequeños gestos en nuestro día a día pueden ser suficientes para conseguir ser más respetuosos con el medio ambiente. Además de reciclar, evitar el stand by de aparatos eléctricos, sustituir las bombillas tradicionales por las de bajo consumo o evitar el desperdicio alimenticio, entre otros, ahorrar agua en las actividades diarias de nuestro hogar también es una forma de disfrutar de una vida más sostenible. A continuación os ofrecemos algunos consejos sobre el uso eficiente del agua para una vida más ecológica.

El ahorro de agua en el baño

El baño es uno de los espacios de casa donde más agua se desperdicia y casi sin darnos cuenta. No dejes correr el agua de los grifos mientras te afeitas o te lavas los dientes. Una buena opción es llenar un vaso de agua para enjuagarte la boca tras cepillarte los dientes o para limpiar tu cuchilla al afeitarte.

Otra forma de ahorro es sustituir el baño por la ducha, acción con la que puedes consumir hasta un 40% menos de agua y energía. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda realizar duchas cortas de 5 minutos, lo que suele gastar una media de 95 litros de agua. Además, evita realizar la ducha con agua muy caliente, se recomienda una temperatura media de 35º C, y cierra el grifo en el tiempo que te enjabonas.

Uso del agua en la cocina

Si usas el lavavajillas ponlo en marcha con programas cortos y solo cuando tenga la carga completa. Sin embargo, si lavas los platos a mano primero enjabona los platos con una esponja mojada y jabón, luego aclara. Con ello evitarás tener el grifo constantemente abierto. Haz lo mismo con la lavadora, siempre programas cortos y con el tambor lleno de ropa.

Para limpiar la fruta o la verdura utiliza siempre un pequeño barreño, al igual que para descongelar los alimentos es mejor sacarlos un rato antes, antes que abrir el grifo con el agua caliente. Para la limpieza de la casa, llena el cubo de fregar e intenta usar el mismo agua para toda la casa.

Evita el uso indiscriminado del inodoro

Al tirar de la cisterna intenta, siempre que sea posible, que la descarga no sea completa. Con las cisternas ecológicas basta con pulsar de nuevo para finalizar la descarga. Si no lo es, una buena opción es meter dentro de la descarga de agua de la cisterna una botella llena de piedras o arena, lo que evitará que el llenado sea completo por efecto de gravedad. Además, no uses el inodoro como papelera.

Lava el coche con un cubo

Siempre que sea posible llenar un cubo de agua será más que suficiente para limpiar tu coche. ¿Sabías que limpiar tu coche con la manguera puede consumir de 500 a 700 litros de agua y en una máquina de autolavado hasta 300? Sé eficiente y limpia tu coche con un cubo de agua donde gastarás no más de 5 litros, según la suciedad del coche y el llenado del cubo.

Automatizar el riego de jardines

Si te gusta la jardinería, intenta hacerte con plantas autóctonas ya que se adaptan mejor al entorno y no necesitan un riego excesivo. Para amplias zonas de jardines, intenta regar por la noche o a primeras horas del día para evitar la evaporación del agua y poner sistemas de riego por goteo.

¿Y tú, qué más usos eficientes o trucos tienes en casa para evitar el derroche de agua? Recuerda que si cualquiera de los grifos tienen pérdidas o gotea, conviene arreglarlo cuanto antes, pues simplemente por el goteo pueden llegar a gastarse hasta 30 litros al día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentar