Peregrinar a Santiago sin ensuciar el Camino es uno de los objetivos principales del proyecto ecológico ‘Camino del Reciclaje’ que la Junta de Castilla y León, Principado de Asturias y Galicia, en colaboración con Ecoembes, han creado para concienciar de la importancia del reciclaje en el Camino de Santiago y evitar el abandono de basuras en los parajes del mítico recorrido. A continuación os contamos todo sobre este proyecto y algunos consejos para reciclar en el Camino de Santiago.

 

Mil formas de vivirlo, solo una de conservarlo

Este proyecto, activo desde 2015, y bajo el lema ‘Mil formas de vivirlo, solo una de conservarlo’, se ha encargado de dotar a más de 300 albergues de una media de cuatro papeleras selectivas y les ha surtido de más de 62.000 kits de reciclaje, compuesto por una bolsa amarilla en la que depositar la basura generada en el recorrido, un mapa con los centros participantes en la campaña e información detallada de qué tirar a cada papelera y una pulsera para identificar a los conocidos como eco peregrinos.

Según los propios creadores de este proyecto, para los peregrinos es cada vez más importante encontrar albergues que cuiden el medioambiente y en los que se pueda reciclar. De hecho, para este 2017 se han superado los datos del año anterior con más de 275.000 peregrinos. Los eco albergues que participan en el proyecto promueven de esta forma el respeto hacia el entorno natural y ayudan a los eco peregrinos a reciclar en todas las etapas del camino.

Los contenedores azules y amarillos

En el exterior de los albergues se encuentran situados los contenedores azules y amarillos. ¿Qué echar en cada uno? Al amarillo deben ir los envases de plástico como botellas de agua, latas de conserva, bebidas y refrescos, tapes metálicos de botellas y tarros de cristal, tubos de alimentos, pasta dental, sprays, aerosoles, bandeja de aluminio de comida preparada y bolsas de plástico y aluminio, y los briks de leche, zumos o caldos, entre otros.

Es importante que antes de depositar estos envases en el contendor, conviene vaciarlos de alimentos, y si son botellas quitarles el tapón o aplastarlos lo máximo posible para que ocupen mejor espacio en los contenedores.

Por otro lado, dentro del proyecto encontramos los contenedores azules donde reciclar los cartones y papeles exclusivamente. Uno de los grandes errores son los briks, que al estar compuestos por plástico, papel y aluminio, llega a ser confuso el lugar correcto para depositarlos. Tampoco se debe depositar en el contenedor azul los papeles y cartones manchados de grasa o pintura.

En caso de otro tipo de materiales o basura, recuerda no dejarlos en bolsas en medio del Camino. Aunque tengas que cargar con ellos, llévalos contigo hasta que puedas dejarlos correctamente en su bolsa en el albergue o una vez llegues a tu destino, depositándolo correctamente en el contenedor dispuesto a ello como puede ser el verde para vidrios, el rojo para aceites y grasas o al general para los restos orgánicos de comida.

El objetivo de esta campaña es generar conciencia ecológica entre las decenas de miles de peregrinos que atraviesan cada año la región. El Camino de Santiago nos regala entornos únicos. Está en manos de todos reciclar para seguir disfrutándolo.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentar