¿Somos realmente conscientes del impacto negativo que tienen muchas de nuestras acciones en el medio ambiente? En Electric Wagen nos preocupamos por los errores que cometemos en el ahorro de energía y el impacto medioambiental que suponen muchas de nuestras acciones. Por ello, ahorra energía. Os traemos un listado con algunos de los gestos con los que contaminamos el medio ambiente sin darnos cuenta. ¡Evítalos! Con pequeños cambios en nuestro día a día podemos empezar a cambiar el mundo.

 

dibujo papelera

 

Incluso reciclando… ¡también podemos contaminar!

 

Es esencial que si vamos a reciclar lo hagamos conscientes de en qué contenedor va cada tipo de producto. Tener la intención de reciclar no es suficiente. Es esencial que nos comprometamos y conozcamos perfectamente los tipo de contenedores y qué reciclar en cada uno de ellos. A veces nos cuesta saber cómo reciclar adecuadamente algunos productos como medicamentos, bombillas, móviles, plásticos… incluso reciclando, ¡también contaminamos!.

 

Te recordamos que de los 6 tipos de contenedores que existen cada uno es para un producto o material concreto. El contenedor gris para los desechos en general, el naranja para los desechos orgánicos, el verde para envases de vidrio, el amarillo para plástico, envases y metálico, el azul para papel y el rojo para desechos de centros hospitalarios e infecciosos. Recuerda que para la basura como ordenadores, televisores o cualquier otro  electrodoméstico o productos sensibles debemos arrojarlos en los puntos limpios que posee cada ciudad. Las pilas o bombillas suelen tener contenedores especiales, pero también podrás encontrarlos en algunos centros comerciales o grandes superficies, generalmente donde se venden estos mismos productos.

 

Los embalajes y envoltorios

 

El mejor reciclaje es el que no debe realizarse. Por eso, os recomendamos siempre adquirir la fruta o verdura granel o con envases especialmente respetuosos con el medio ambiente. Esto ayudará a reducir el volumen de residuos de este tipo.

 

Comer frutas y verduras fuera de temporada

 

Consumir a diario las frutas y verduras fuera de temporada fomentan la producción de este tipo de alimentos en invernaderos, lo que supone un doble gasto energético, además de tener que obtenerlos en lugares lejanos, por lo que se fomenta el uso de transportes para ello. Una de las medidas que podemos tomar es consumir productos de proximidad, adquiriéndolos directamente de los productores o en mercados de confianza donde tengas plena conciencia de la procedencia del producto. Así como evitar comer productos que están fuera de temporada, por ejemplo, comer melones y sandías en invierno, o naranjas en verano.

 

Dejar el agua del grifo correr o esperar a que salga caliente

 

El agua es un recurso natural tan necesario como limitado. Según datos del INE (Instituto Nacional de Estadística) en España, por persona y día, se consume un total de 150 litros de agua. Una ducha de 15 minutos desperdicia un total de 60 litros y poner el lavavajillas 30 minutos supone un gasto de más de 100 litros.

 

Para evitar este derroche, además de cerrar el grifo mientras nos enjabonamos, nos afeitamos o nos cepillamos los dientes, en la ducha podemos ahorrar hasta 15 litros si mientras esperamos a que salga caliente el agua llenamos un cubo para fregar o para regar las plantas. Además, también podemos ahorrar si en lugar de lavar los platos con el lavavajillas, llenamos un barreño y aprovechamos esa agua para todos los platos. Si quieres conocer más información y que pequeños gestos pueden dar un uso más eficiente al agua, haz clic aquí.

 

El uso de algunos productos de limpieza

 

La mayoría de los productos de limpieza están elaborados con productos potencialmente tóxicos, y algunos incluso muy contaminantes. Para evitarlos, sustituye muchos de estos productos por productos ecológicos o caseros. Si en lugar de limpiar la platería con productos químicos que venden para ello, lo haces con la piel de un plátano por su parte interior conseguirás el mismo resultado pero sin contaminar, o por ejemplo, un litro de agua con vinagre y bicarbonato como sustituto del suavizante para la ropa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentar