Tener una casa inteligente puede parecer algo exclusivo para grandes mansiones y personas con un alto poder adquisitivo. Pero nada más lejos de la realidad. La domótica, integrado en los sistemas de seguridad, gestión energética, bienestar y comunicaciones, permite controlar tu casa desde tu Smartphone y que, a su vez, supone un ahorro económico en nuestras facturas. A continuación, te contamos todo sobre la domótica: la tecnología con la que ya puedes transformar tu hogar.

 

 

Para nuestra seguridad. Para tener una casa inteligente podemos contar con detectores de movimientos, cámaras de seguridad y alarmas. Todo ello conectado con nuestro Smartphone donde si hay cualquier aviso de robo, además de contactar automáticamente con los agentes de seguridad, se nos notificará en nuestro móvil con un simple mensaje o alarma especial de alerta.

 

Además, estos detectores de movimiento o cámaras son una buena opción si tenemos a nuestro cargo niños pequeños o personas mayores que necesitan especial atención. Controlando, si tenemos que salir, cómo se encuentran y qué hacen. Los propietarios pueden conectarse desde la app para visualizar las cámaras y controlar la alarma remotamente.

 

Persianas domóticas. No estar en casa y poder subir y bajar las persianas a la hora o en el momento que deseemos es posible con la domótica. Esta es una buena opción cuando nos vamos de vacaciones y no queremos dejar tantos días la casa completamente cerrada, dando la idea a los posibles ladrones a que puedan entrar libremente. Desde nuestra app o la activación programada podemos configurar la subida y bajada de persianas, e incluso de luces. Esta función permite alejar a los ladrones simulando que la casa sigue ocupada.

 

Tanto para los meses de calor o de frío, a través de la domótica podremos programar la subida y bajada de persianas en función de nuestras necesidades. Asimismo, como la opción de que bajen en caso de fuertes rachas de viento o lluvia.

 

La climatización antes de llegar a casa. Otra opción que nos facilitan las casas inteligentes es programar o activar desde nuestro Smartphone la climatización de nuestro hogar. Ya sea invierno o verano, poder activar la climatización un tiempo antes de que lleguemos nos va a permitir acondicionar la casa sin necesidad de que tengamos que llegar a ella y conectarla in situ.

 

Sensores de seguridad. La domótica nos permite que, en caso de incendio o inundación se active la alarma para solicitar ayuda a los agentes de seguridad, al mismo tiempo que puede activarse automáticamente los sensores que cortaran los suministros de agua y desconectar la carga en enchufes y electrodomésticos. Antes esta situación, recibiremos un mensaje de alerta y una notificación al teléfono.

 

Como ves, transformar tu hogar en una vivienda domótica es posible. Muchas empresas se encargan de ello y con la mayor eficiencia. Aun así, muchas viviendas de nueva construcción ya cuentan con algunas tecnologías domóticas incorporadas, principalmente para la eficiencia y el ahorro en el consumo energético.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentar