vehículos con tecnología GNC

Las marcas del grupo Volkswagen están contribuyendo a reducir las emisiones del planeta de manera sustancial, gracias a su apuesta por la movilidad sostenible en los vehículos con tecnología GNC.

Es indudable el crecimiento de las ventas de modelos de gas natural (GNC). La marca SEAT vendió el año pasado más de 3.300 unidades vehículos con tecnología GNC, un 70% más que en 2017, y todo apunta a que la demanda seguirá creciendo en los próximos años. Además, este aumento está propiciando un incremento de la red de estaciones de repostaje de Gas natural en España, por compañías como Redexis que invertirán 60 millones de euros para la instalación y mantenimiento de puntos de recarga de Gas Natural Licuado (GNL) y Gas Natural Comprimido (GNC) en 80 Estaciones de Servicio de Cepsa, antes de finales de 2023.

En este sentido, la oferta de gas natural es ya una tecnología madura en el mercado, con un importante reconocimiento entre los diferentes tipos de combustibles disponibles y la posibilidad de elección entre una amplia gama de vehículos de las marcas Volkswagen que cuentan con tecnología GNC.

¿Cuáles son los vehículos que incorporan la tecnología GNC?

Algunos de los SEAT que incorporan la tecnología GNC son: El Arona, Ibiza y León.

La marca Audi apuesta por diferentes modelos que funcionan con la tecnología GNC, como el Audi A3 g-tron, Audi A4 Avant g-tron, Audi A5 Sportback g-tron.

Y, la marca Volkswagen dispone de los Volkswagen Eco Up, Polo TGI, VW Golf TGI, VW Golf Variant TGI, VW Caddy TGI, Volkswagen Caddy Combi GNC, entre otros modelos.

¿Cuáles son las ventajas de los vehículos con tecnología GNC?

· Protección del medio ambiente

La tecnología GNC es una alternativa real de movilidad sostenible, ya que reduce las emisiones de CO2 y elimina la emisión de partículas y óxidos de azufre, contribuyendo así a mejorar la calidad del aire en las ciudades al tiempo que reduce los niveles de ruido. Sus emisiones de CO2 son un 25% menores, porcentaje que se eleva al 75% en óxidos de nitrógeno.

Además, estos vehículos se distinguen por la incorporación de la etiqueta ECO, el distintivo que indica sus bajas reducciones de CO2 y la posibilidad de circular en escenarios de alta contaminación en las grandes ciudades, como por ejemplo, Barcelona o Madrid, entre otras.

· Seguridad y autonomía

Los vehículos con tecnología GNC tienen más autonomía, son igual de seguros y cuentan con la misma potencia que otros motores de combustión, siendo capaces de recorrer hasta 1300 kilómetros sin necesidad de repostar, gracias a su doble depósito de gas y gasolina.

· Economía

La tecnología GNC como combustible para vehículos ligeros y pesados supone ahorros del 30% en coste por kilómetro frente al diésel (Seat presentó un caso con el León TGI que estimaba un 30%) y del 50% frente a la gasolina, por lo que se reducen los costes de Kilometraje enormemente.